Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Foros reptiles

+Reptileros

Ladyshivan Ladyshivan
2 Respuestas
cecilia cecilia
1 Respuestas
José Olivares José Olivares
1 Respuestas
Luismax500
1 Respuestas
latundra latundra
1 Respuestas

¿Y tu qué opinas?

  • cuantas patas tiene un laarto?
  • Punto 4
  • 0 (0%)
  • Punto 4
  • 2 (100%)
  • Total de votos: 2
  • Ver Tema

Boa constrictor cuidados en terrario

Heterodon

  • 140
  • Foro Reptiles y Terrariofilia
Boa constrictor cuidados en terrario
« en: Enero 07, 2016, 15:33:43 pm »
BOA CONSTRICTOR

La Boa Constrictor es una de las serpientes más populares entre los aficionados, y a su vez, es una de las mas vendidas en los mercados del ramo. De hecho no podemos hablar de una única variedad de Boa Constrictor pues es una de las pocas serpientes en las que se ha podido establecer una serie de subespecies reconocidas como tales por la mayoría de herpetólogos nacionales y extranjeros. Pero sin duda alguna las subespecies mas conocidas y a su vez mas vendidas son la  Boa Constrictor Constrictor (también conocida con el nombre  de Boa de cola roja), y la Boa Constrictor Imperator o Boa Emperador. También se pueden encontrar en el mercado otras subespecies tales como la Boa Constrictor Occidentalis (o Boa de Argentina), y más raramente la Boa Constrictor Orotoni (o Boa de Perú). Aunque aquí no acaba la composición del grupo de subespecies, los mas conocidos son los anteriormente nombrados, y muy pocas veces se suelen ver ejemplares de subespecie diferente a los descritos anteriormente entre los aficionados, quedando mas al alcance de expertos y criadores que se dedican a la reproducción y selección de una determinada subespecie. Pero hay quien piensa que la creación de subespecies es un error siendo consideradas como sinónimos de la Boa Constrictor Constrictor. La razón de este pensamiento es debido a la variedad de coloraciones y dibujos que puede llegar a presentar la Boa Constrictor.

Las Boas junto a sus primas las Pitones, pertenecen al grupo de las llamadas serpientes gigantes, la familia de los Boidos. Los miembros de esta familia, destacan por ser los miembros más antiguos entre las serpientes, manteniendo aún vestigios de las extremidades posteriores y cintura pelviana, además de dos pulmones, lo que no se da en otras familias. Pero lo que realmente gusta de esta familia de serpientes es su gran tamaño, que tiene una explicación muy simple, dado que cuando llegaron por primera vez a la tierra, los miembros de esta familia no disponían de sistemas tan sofisticados como la presencia de colmillos ellaculadores capaces de dar muerte a sus presas de forma muy sencilla, estas tenían que disponer de grandes músculos capaces de abrazar a presas de un tamaño considerable e inmovilizarlas hasta darles muerte. Con el paso del tiempo evolucionaron otras serpientes más pequeñas pero con sistemas de caza y defensa más sofisticados. Pero los Boidos también han evolucionado aunque menos, dando lugar a ejemplares con talla y peso más reducido, aunque parece increíble que existieran serpientes de talla mayor a la de una Pitón India o una Anaconda Amarilla, pero efectivamente existen especies más grandes como la Python reticulatus o la Eunectes murinus (Anaconda verde), las dos serpientes más grandes del mundo.

 

Descripción:

 Dado que los ejemplares que más comúnmente se venden son la Boa Constrictor Constrictor y la Boa Constrictor Imperator, me dedicaré exclusivamente a describir estas dos subespecies que son las de mayor interés:

 

Boa Constrictor Constrictor:

Vista por primera vez en 1758, es considerada la principal subespecie de la cual han aparecido las demás subespecies. Se la puede localizar en la mayoría de las regiones del norte y centro de América del Sur. Es la subespecie más grande de entre todas las Boas Constrictor llegando a alcanzar de 400 a 450 cm, aunque lo normal esta en los 360 o 380, se han observado ejemplares bastante grandes, el más grande visto hasta ahora mantiene el record de 565 cm.

Se estima que la Boa tiene una vida de entre 20 y 30 años siendo 25 la media suponiendo que se cuide con un buen estado de salud. Como siempre ocurre entre los miembros de una especie, existen algunos que se saltan la norma, en este caso el record se lo lleva un ejemplar que superó los 40 años de vida (todo un record).

Dado que las Boas viven en las selvas tropicales, debemos proporcionarles una temperatura idónea para que sobrevivan y se desarrollen de forma sana. Esta será del rango de 29º y 32º grados, pudiendo llegar por la noche a cifras de 25º o 28º grados.

En cuanto a la humedad relativa, es precisa mantenerla pero no debe ser muy alta, del rango del 60 o 70% sin llegar a niveles más altos, que podrían producir perjuicios en la piel en largos periodos de exposición. La norma es, ni mucha ni poca.

El recuento de escamas es el siguiente: de 74 a 94 en cada hilera dorsal; de 225 a 250 ventrales; y de 48 a 62 subcaudales.

Aunque es una serpiente muy conocida para los aficionados y suele estar presente en los mercados del ramo, no es del todo recomendable para principiantes, dado la gran talla que llega a desembolupar. Pero si se insiste en adquirir un ejemplar, lo mejor es proporcionarle un buen lugar donde acogerla, y extremar las precauciones a la hora de manipularla, y haciéndolo siempre junto a otra persona a poder ser experta, por si surgiera algún imprevisto. Pese a que suele ser tranquila (si ha sido criada en cautividad) nunca se le deberá ofrecer plena confianza, pues su actuación puede llegar a ser impredecible. Incluso un ejemplar el cual nunca a presentado síntomas de agresividad, puede llegar a sorprendernos. Los expertos recomiendan que estén presentes ante la manipulación, como norma genérica una persona por metro de serpiente.

 

 Boa constrictor imperator:

Fue observada por primera vez en 1803; su área de distribución abarca desde México hasta noroeste de América del sur.

Como norma general es la subespecie más pequeña en cuanto a Boas se refiere. Su longitud suele ser de 240 cm y aunque raramente la superan se ha visto algún ejemplar hembra de 3 metros. Su promedio de vida es exactamente el mismo que en el de la Boa Constrictor Constrictor.

Las características, en cuanto a temperatura y humedad se refiere, también son las mismas que en el caso de la Boa Constrictor Constrictor.

Dentro de esta subespecie la coloración sufre una gran variedad abarcando un sinfín de combinaciones. El recuento de escamas es el siguiente: de 65 a 87 en las hileras dorsales; de 242 a 250 ventrales; y unas 45 subcaudales.

Pese a que la puede adquirir un principiante, no es del todo recomendable, siendo preferiblemente destinada al aficionado avanzado, pues aunque es fácil de cuidar y mantener, puede ser difícil de manipular, sobretodo en el caso de ejemplares adultos, y se debe ser consciente del trato que se le da pues aunque es una serpiente medianamente grande, posee unos poderosos músculos constrictores capaces de estrangular a un niño y en el peor de los casos a un adulto confiado.

 

Alimentación:

 Existen dos posibles formas de alimentar a una boa, con presas vivas o con presas previamente muertas. Todo viene reglado por como mejor le convenga al cuidador siempre y cuando la serpiente acepte ser alimentada de estas dos formas, pues hay ejemplares que rehúsan ser alimentadas con presas muertas.

A lo largo de la vida de nuestra boa, el alimento vendrá determinado en función de la edad y la talla de nuestro ejemplar, siendo el alimento mas usado los ratones, ratas, coballas, conejos, incluso pollitos (este último no recomendado por algunos expertos, ya que según el estado de los pollos, pueden transmitir enfermedades perjudiciales para nuestra serpiente)

La forma más fácil de determinar cual será la talla idónea de la presa de nuestra boa, consiste en ofrecerle una presa que no supere en talla el grosor de la parte central del cuerpo de la serpiente; así evitaremos causar daños o forzar al animal a engullir presas demasiado grandes. Además si es necesario proporcionarle más alimento, siempre es preferible ofrecerle dos o tres presas de un tamaño menor, que una sola grande o demasiado grande.

No hay una regla exacta para decidir que periodo de tiempo deberá transcurrir entre cada comida, todo dependerá de la talla y edad del ejemplar. En ejemplares jóvenes lo normal es una presa cada 5-7 días, mientras que en ejemplares adultos es de 1 a 2 presas cada 15 días aprox., pero repito que no hay una regla marcada. Si el animal tiene hambre se mostrara mas activo y nervioso recorriendo el terrario, olfateando todo el terreno en busca de alguna presa; mientras que si se encuentra pasivo y descansa seguramente estará saciado (Pero esto puede inducir a error, ya que puede que no esté saciado sino enfermo, por lo tanto hay que prestar atención.

Emilio Tenorio.

-----------------------------------------------
Este post fue publicado originalmente en el extinto grupo de yahoo reptilerosAR, aunque intentamos poner todas las fuentes de estos post para que no se pierda toda esta valiosa información esto no siempre es posible. Si quieres aportar con tus post o eres el autor de un post sin autor adjudicado porfavor mandame un mensaje para confirmármelo!

 

Reptiles información

Imágenes de reptiles

Sin título.jpg
Descargas: 12
Publicado por: Ladyshivan
20170717_021046.jpg
Descargas: 91
Publicado por: latundra
20170719_195733.jpg
Descargas: 83
Publicado por: latundra
Screenshot_2017-07-24-09-54-23.jpg
Descargas: 133
Publicado por: Luismax500
IMG_6446.jpg
Descargas: 410
Publicado por: Lunarotav
IMG_6608.jpg
Descargas: 405
Publicado por: Lunarotav
IMG_6632.jpg
Descargas: 427
Publicado por: Lunarotav

Tipos de Reptiles del mundo

Calendario Reptilero

Julio 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 [27] 28 29 30
31

No se encontraron eventos en el calendario.